El seguro de responsabilidad civil de inquilinos y el contrato de alquiler.

Índice del artículo

Una de las cláusulas que incluimos en todos los contratos de alquiler en Etikalia es la obligación de contratar un seguro por ambas partes, tanto el inquilino como la parte arrendadora. Esta obligación aparece en el contrato de reserva de alquiler y en el propio contrato de alquiler.  Los propietarios deben tener un seguro de hogar que cubra al menos su responsabilidad civil, continente, contenido de su propiedad. También es habitual que contraten un seguro de impago de alquiler. Además otras coberturas son recomendables, como el servicio de «manitas». Y por otra parte a los inquilinos les pedimos que contraten un seguro de responsabilidad civil. Esta cláusula del contrato suele generar algunas consultas y dudas, así que vamos a tratar de resolver a continuación las dudas más frecuentes. 

¿Qué es el seguro de responsabilidad civil de inquilinos?

Nosotros solemos resumirlo diciendo que es un seguro que cubre siniestros que no ocurren nunca o casi nunca, pero que cuando ocurren te persiguen de por vida. Suelen ser siniestros que tienen un impacto económico elevado y/o graves consecuencias para terceras partes. Tiene que ver con la responsabilidad que quien ocasiona ese siniestro tiene ante terceras partes. Por ejemplo, si al inquilino se le olvida un grifo abierto durante un fin de semana que pasa fuera de casa y eso ocasiona inundaciones y perjuicios a la propiedad y al vecino de abajo. El responsable de ese siniestro y de reparar los daños ocasionados será el inquilino y tendrá que afrontarlo con el seguro de responsabilidad civil o con sus propios medios si no ha contratado este seguro. Por eso es importantísimo para todas las partes que van a alquilar un piso tengan contratadas estas pólizas. 

¿Qué cubre el seguro de responsabilidad civil en un alquiler?

La cobertura de responsabilidad civil frente a terceros es esencial en un alquiler, ya que protege tanto al propietario como al inquilino ante posibles daños a terceros. Esta póliza cubre los daños materiales y personales que puedan causar tanto en el contenido como en el continente de la vivienda de alquiler. En el caso del inquilino incluiría los perjuicios que pueda ocasionar a terceros con los bienes dentro de la vivienda. Es recomendable que ambas partes cuenten con su propia póliza para asegurar una protección integral y evitar desembolsos imprevistos en caso de incidentes y por eso en Etikalia incluimos en nuestros contratos de alquiler la obligación de contar con un seguro de responsabilidad civil por ambas partes, tanto arrendadora como arrendataria. Algunos ejemplos de siniestros graves que estarían cubiertos por esta póliza serían: 

  • Daños causados por agua: cuando el inquilino causa una inundación que afecta a la propia vivienda y a las colindantes
  • Si hay una rotura de cristales o caída de objetos que afecta o daña a viandantes
  • Fugas de gas que puedan provocar daños o incluso explosión
  • Si una obstrucción de una tubería causada por los inquilinos afectan al sistema de saneamiento del edificio (recordemos las toallitas que tantos problemas dan últimamente)
  • Incendio

¿Es obligatorio contratar el seguro de responsabilidad civil de alquiler?

La ley no obliga a contratar seguro de vivienda, ni a los propietarios de la vivienda ni a los inquilinos. Pero en determinadas ocasiones es una de las partes implicadas quien pone a la otra la condición de contratar un seguro. Por ejemplo, cuando se contrata un préstamo hipotecario el banco siempre obliga al cliente a contratar un seguro de hogar. Esto cubriría las posibles pérdidas para el banco en caso de destrucción de la vivienda. En el caso del alquiler ocurre algo similar: se acuerda que ambas partes cuenten con un seguro que cubra determinados siniestros graves que afecten a terceros. 

Por lo tanto, la ley no obliga a contratar estos seguros de responsabilidad civil ni para arrendadores ni para arrendatarios, pero es altamente recomendable y en Etikalia incluimos esta obligación para ambas partes. 

Otros tipos de seguro para inquilinos

Cuando los inquilinos os informéis en las distintas compañías aseguradoras para contratar el mejor seguro de responsabilidad civil con toda seguridad os intentarán vender otros seguros. Ahí ya es decisión vuestra si os interesa o no contratarlos. El coste será algo superior pero es posible que os resulte interesante por las coberturas que os puede aportar:

  • Contenido: la cobertura de contenido podría cubrir el contenido de vuestra propiedad, cosa que no va a hacer posiblemente el seguro del arrendador. 
  • Reparaciones: los seguros de hogar cubren en ocasiones un número de reparaciones al año. Esto os puede resultar interesante para reparaciones de mantenimiento que corresponda hacer a los inquilinos
  • Defensa jurídica: todos los días nos contáis en nuestro blog incumplimientos de la ley por parte de arrendadores que, en el mejor de los casos, están mal asesorados. Son frecuentes los casos de cláusulas nulas y abusivas en los contratos de alquiler. En estos casos la cobertura de asistencia jurídica os será de gran utilidad.

Cuánto cuesta un seguro de responsabilidad civil de inquilinos

La prima de un seguro de responsabilidad civil de inquilinos suele estar en torno a los 60 euros al año. 

Recomendaciones para contratar un seguro de inquilinos

  1. Pide varios presupuestos a distintas compañías. Si ya tienes seguros contratados con alguna compañía, empieza por ellas por si te hacen un precio especial
  2. No descartes contratar otro tipo de póliza con más coberturas que la simple responsabilidad civil, como un seguro de hogar para inquilinos.
  3. Busca en un comparador de seguros, quizá descubras nuevas compañías que te ofrezcan buenos precios y coberturas
  4. Busca en internet opiniones sobre la compañía aseguradora antes de contratar una póliza con ellos.
  5. Compara las coberturas que te ofrecen distintas compañías, no te quedes solo a comparar el precio
  6. Lee la letra pequeña, ten en cuenta las exclusiones y limitaciones de la póliza
  7. Busca un equilibrio entre el costo de la prima y el nivel de protección que ofrece
  8. Revisa anualmente la renovación de la póliza. 

¿TIENES ALGUNA DUDA SOBRE ESTE TEMA? Escribela en los comentarios más abajo y trataremos de resolverla.

también te pueden interesar estos artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Índice del artículo