¿Puedo alquilar mi piso y seguir empadronado en él?

ayuntamiento

Índice del artículo

Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

Algo que nos consultáis en ocasiones los arrendadores es si podéis alquilar vuestro piso y seguir empadronados en él. Lo habitual es que el motivo detrás de esta pregunta es que queréis que os siga atendiendo el mismo médico que teníais hasta ahora, cuando vivíais en esa vivienda. Vamos a ver qué dice la normativa y qué hay que hacer en estos casos

1.- Lo que dice la normativa sobre empadronamiento

El padrón es el registro municipal que debe mantener cada ayuntamiento para tener los datos de los vecinos que habitan en él. Es un registro importante porque dependiendo del número de personas empadronadas ese municipio disfrutará de más o menos servicios o, sobre todo, de unos servicios escalados en función de las personas que oficialmente viven en él.

Son conocidos los problemas que tiene Castro Urdiales debido a que muchas personas de Bilbao trasladan su residencia a este municipio de Cantabria pero mantenían el empadronamiento en Bizkaia. 

El empadronamiento se regula en la ley de Bases de Régimen Local y en el Reglamento de Población y Demarcación Territorial de las Entidades Locales. Lo que se dice al respecto de la obligación de empadronarse es: 

  1. Toda persona que viva en España está obligada a inscribirse en el padrón del municipio en el que resida habitualmente. Quien viva en varios municipios deberá inscribirse únicamente en el que habite durante más tiempo al año (artículo 54)
  2. Todos los vecinos deben comunicar a su Ayuntamiento las variaciones que experimenten sus circunstancias personales en la medida en que impliquen una modificación de los datos que deben figurar en el padrón municipal con carácter obligatorio (artículo 68)

2.- ¿Puede el arrendador alquilar su piso y seguir empadronado en él?

Del artículo 54 anteriormente citado podría deducirse que si, si no cambia de municipio. Pero el artículo 68 deja claro que cualquier cambio en las circunstancias personales que afecten al empadronamiento deben ser comunicadas al Ayuntamiento. De manera que es claro que habría que comunicar el nuevo domicilio y empadronarse en él incluso en el caso de que no se cambie de municipio. Por lo tanto, el arrendador no puede seguir empadronado en una vivienda que ponga en alquiler

Nuestra recomendación es empadronarse en su nueva vivienda habitual antes de firmar el contrato de arrendamiento para evitar complicaciones posteriores con el empadronamiento de los inquilinos. Éstos, los inquilinos, deben aportar el contrato de arrendamiento al ayuntamiento para que proceda a su empadronamiento. Pero si el ayuntamiento comprueba que los propietarios siguen empadronados en la vivienda sucede en ocasiones que no empadrona a los nuevos inquilinos hasta que los arrendadores se empadronen en su vivienda habitual. 

3.- ¿Se puede prohibir a los inquilinos empadronarse en la vivienda alquilada?

Esto dependerá del tipo de contrato de alquiler que se firme. Lo habitual es que se firme un contrato de alquiler de vivienda. En ese caso la vivienda pasa a ser el domicilio habitual y permanente de los inquilinos, por lo que tienen la obligación de empadronarse en la vivienda. Incluir una cláusula que les prohiba empadronarse sería una cláusula nula (es decir, como si no existiera) y los inquilinos no tienen que cumplirla. 

La otra posibilidad es que se firme un contrato de alquiler para uso distinto a vivienda habitual. Estos contratos son los que se firman para alquileres temporales por traslados por estudios o trabajo. En este caso, el domicilio habitual y permanente de los inquilinos no es esta vivienda, sino aquella de la que proceden, por lo que los inquilinos no pueden empadronarse en la vivienda alquilada. 

4.- Posibles sanciones por fraude en el padrón

El mismo reglamento que citábamos anteriormente señala que las sanciones máximas en caso de falsedad y omisiones en el padrón según el tamaño del municipio:

  • más de 500.000 habitantes: 150,25 euros
  • entre 50.001 y 500.000 habitantes: 90,15 euros
  • entre 20.001 y 50.000 habitantes: 60,10 euros
  • entre 5.001 y 20.000 habitantes: 30,05 euros
  • menos de 50.000 habitantes: 3,01 euros

Pueden parecer sanciones muy leves pero cuidado con esto porque dependiendo del caso podría considerarse falsificación de documento público, lo cual ya lleva pena de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses.

¿Estás pensando en alquilar tu piso? ¿Tienes dudas sobre si puedes alquilar tu piso y seguir empadronado en él? Consulta nuestros servicios para poder alquilar tu piso con garantías y tranquilidad.

Foto: Zarateman, CC0, via Wikimedia Commons

también te pueden interesar estos artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Índice del artículo