La triple cuenta de resultados, explicada en una infografía

Índice del artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Llevamos solo cuatro días con la oficina abierta y ya son unas cuantas personas las que nos han preguntado qué es eso de la inmobiliaria ética. Así que para explicárselo de manera sencilla les hablamos de la triple cuenta de resultados. Se trata de una forma de medir el éxito o fracaso empresarial valorando los resultados en tres ámbitos:

  • Económico: los beneficios que obtiene la empresa con su actividad
  • Social: el impacto de la empresa en las personas, no solo en los empleados, sino en la sociedad en general, hablando en términos de justicia social
  • Medio ambiental: el impacto, positivo o negativo, de la actividad en el planeta.


Los angloparlantes lo llaman la Triple P: Profit, People, Planet. En castellano podría ser algo así como Pasta, Personas, Planeta (aunque admito que lo de «pasta» no queda muy académico que digamos y pecunia suena pretencioso). Es un planteamiento que en algunos sectores como el inmobiliario es radical (incluso radikal, con k y la a dentro de un círculo) porque el objetivo era y es conseguir el máximo beneficio económico, cueste lo que cueste. Eso ha provocado que para que unos pocos consigan unas enormes riquezas, otros se han visto en la imposibilidad de cubrir su necesidad de techo, por no hablar de los destrozos medioambientales que se han ocasionado en muchos casos.

A diferencia de lo anterior, una empresa responsable debe equilibrar las tres patas: económica, social y ambiental, e incluso no ver el beneficio económico como un fin sino como un medio para lograr mejorar la sociedad y el planeta.  No se trata de tener pérdidas, eso haría inviable la empresa. Se trata de valorar el impacto que cada decisión va a tener en los tres ámbitos mencionados. Así, habrá que evitar decisiones que tienen un impacto positivo en los resultados económicos pero negativo en los sociales y medio ambientales, priorizar las que tienen impacto positivo en los tres ámbitos  e incluso poner en marcha acciones que actúan positivamente en la sociedad y el medio ambiente pero que tienen un coste económico. De esa forma, el balance final muestra un equilibrio entre los tres factores, que comparado con el sector tradicional puede que aporte menos beneficios económicos, pero desde luego tiene un impacto positivo en la justicia social y en el planeta, como se ve en la siguiente imagen.

triple-cuenta-resultados-trad

En nuestra actividad vamos a desplegar numerosas acciones que mejoran la justicia social y el medio ambiente. Algunas, además, nos van a generar ingresos, pero no todas. Os las iremos contando en sucesivos artículos. 

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Índice del artículo