Las nuevas tecnologías, la mejora continua y la vigilancia tecnológica nos permiten dar mejores servicios y nos hacen la vida más fácil.

Índice del artículo

Tiempo de lectura estimado: 10 minutos

Hoy vamos a hablar un poco de dos aspectos importantes en la gestión interna de Etikalia: el uso de nuevas tecnologías (junto a la vigilancia tecnológica) y la mejora continua en los procesos. Dos elementos que nos permiten ofrecer servicios excelentes a precios competitivos, pero además nos hacen la vida más fácil a las personas que trabajamos en Etikalia. 

1.- Buscando la excelencia permanentemente: mejora en los procesos

Lo que hoy es Etikalia es muy diferente de lo que fue en sus inicios, hace 8 años. Y eso que cuando iniciamos nuestra actividad ya teníamos 12 años de experiencia en alquiler de vivienda, gestión de alquiler, venta de vivienda protegida… Pocas agencias (yo diría que ninguna) puede decir en 2022 que acumula nada menos que 20 años de experiencia en alquiler de vivienda

Esa experiencia podría llevarnos a una posición cómoda de pensar que lo sabemos todo, con tantos años de experiencia y conocimiento acumulado será muy difícil mejorar nuestro trabajo, nuestros procedimientos, la forma en que atendemos a los clientes, los resultados que obtenemos para ellos… En cambio en el ADN de Etikalia está la mejora continua, la vigilancia tecnológica y el deseo de ser cada vez más eficaces y eficientes, de ofrecer mejores servicios a nuestros clientes, de que las personas que estamos en Etikalia estemos razonablemente felices en nuestro trabajo y veamos que lo que hacemos sirve para algo…

Como decía más arriba, el hecho de llevar 20 años en el sector inmobiliario no me lleva a la postura cómoda de pensar que ya lo sabemos todo. Más bien al contrario, nos preguntamos constantemente si hay algo que podemos mejorar. Hay un ejemplo de hoy mismo con el procedimiento de actualización de rentas de alquiler. La primera vez que actualicé una renta sería a mediados de 2003 con una base de datos local en Access. Yo ya no me encargo de las actualizaciones de renta en Etikalia, pero repasando el procedimiento hemos visto hoy una posibilidad de mejora y hemos hecho un pequeño cambio. El último cambio en ese proceso lo hicimos hace 5 meses. Es decir, los procedimientos en Etikalia son algo vivo y pueden experimentar mejoras porque alguien tiene una idea, porque un cliente nos hace una sugerencia o porque hemos tenido una incidencia que no debe repetirse y utilizamos como elemento de aprendizaje y mejora. 

Esta mejora contínua nos permite ofrecer servicios como el de “venta de viviendas sin comisiones”, de una calidad excepcional, a un precio muy inferior al que se pide habitualmente en las agencias inmobiliarias. La búsqueda permanente de la excelencia también nos permite resolver con éxito situaciones imprevistas o poco probables, como las que exponíamos en un artículo anterior sobre reclamaciones de la devolución de fianzas de alquiler

2.- Innovación tecnológica.

A veces me llaman friki de la tecnología y seguramente no le falte razón al que piensa que lo soy. Procuro estar informado de las novedades tecnológicas que pueden mejorar mi vida, la de las personas de mi entorno y la eficacia y eficiencia de Etikalia. Por eso soy estricto con que todos en Etikalia utilicemos correctamente las tecnologías que tenemos a nuestro alcance. 

2.1.- CRM y nuevas tecnologías inmobiliarias

Hay tecnologías básicas, que cualquier agencia inmobiliaria ya tiene implantadas, como un CRM, es decir, un programa informático para llevar un control de las interacciones con los clientes, entre otras cosas. Nosotros hemos pasado ya por 3 CRM. El primero lo desarrollamos nosotros mismos y nos sirvió durante poco más de un año, tras lo cual contratamos uno específicamente diseñado para agencias inmobiliarias. En plena pandemia cambiamos a un tercer programa que ofrecía mejores funcionalidades y ahí seguimos. Aparte, tenemos otros dos programas para gestión de incidencias de alquiler y para la gestión documental. 

Otras cuestiones que siguen recibiendo el apelativo de “innovación inmobiliaria” forman parte desde hace tiempo ya de nuestro día a día. La realidad virtual, por ejemplo, que sigue siendo muy residual en el mercado inmobiliario, forma parte de nuestro proceso de venta desde hace cinco años largos, cuando en abril de 2017 compramos nuestra cámara de realidad virtual e hicimos este primer tour virtual. Los que hacemos ahora son mucho mejores.

Lo mismo ocurre con las infografías 3D, que desde la irrupción de la realidad virtual es una tecnología ya superada y solo usamos para reformas virtuales, junto con los renders 3D. Por supuesto, la fotografía inmobiliaria es imprescindible en Etikalia desde los primeros días, cuando usábamos una reflex canon con ojo de pez, que después sustituimos por un gran angular. Todo esto va ligado a nuestro objetivo de ofrecer siempre el mejor servicio que seamos capaces de dar. Por eso me llama mucho la atención (y me cabrea) ver anuncios de viviendas de 1 millón de euros, donde la agencia que lo venda se va a levantar 30.000 euros de comisión y hace fotos horribles, torcidas, mal iluminadas, con un balance de blanco completamente desajustado o con composiciones que parecen hechas al azar, como si fuese una lomografía. 

2.2.- Servidor de archivos

Desde el inicio hemos trabajado en la nube y nuestro servidor de archivos era Google Drive, muy cómodo de usar, pero con limitaciones y una sincronización con Linux bastante mejorable. Cuando el espacio que teníamos ocupado empezó a ser importante decidimos crear nuestra propia nube. Ahora tenemos tres servidores en tres lugares diferentes, sincronizados entre sí en tiempo real, con copia de seguridad local en tiempo real y remota en la nube todas las noches. Esto nos permite acceder a los archivos desde cualquier lugar del mundo donde tengamos conexión a internet, y podemos hacerlo desde el PC, desde el móvil o desde la tablet. Ahora, incluso, llevamos unos meses probando una tablet ChromeOS, mitad tablet, mitad ordenador. La ventaja de este servidor es, como decíamos, poder estar donde se nos necesita y además tener la seguridad de que no se va a perder la documentación porque tenemos nada menos que 7 copias de seguridad, y una de ellas es incremental, es decir, tenemos un histórico de lo que había en el servidor cada día de los 3 últimos años. 

2.3.- Centralita virtual

Si vienes a la oficina de Vitoria verás que no tenemos teléfonos fijos. Y en la de Bilbao no los hemos usado nunca. Hace un año contratamos el servicio de centralita virtual, que nos permite atender y realizar llamadas desde el ordenador o incluso desde el móvil, saliendo con el número de teléfono de la oficina. Esto nos permite atender y realizar llamadas como si estuviéramos en la oficina, pero sin estar en ella. El caso extremo me ocurrió hace unos días estando de “trabacaciones”. Estaba hablando con un cliente por teléfono a través de la centralita virtual. Le dije que estaba de vacaciones pero me di cuenta de que el número que le aparecía era el de la oficina, así que le tuve que explicar que no estaba en la oficina y que llamaba desde un teléfono virtual. Así que es un elemento que nos facilita mucho también el teletrabajo. 

3.- Vigilancia tecnológica: experimentando con la generación de imágenes mediante inteligencia artificial

El tema friki de los últimos meses o yo diría incluso que semanas es el de las nuevas herramientas de inteligencia artificial que permiten generar una imagen a partir de un texto. En la actualidad hay al menos tres herramientas bastante avanzadas (una de ellas es software libre, por cierto) con las que ya estamos experimentando y que podría convertirse en una herramienta imprescindible en el futuro en el mercado inmobiliario pero también en muchos otros sectores. 

Por el momento hemos empezado a utilizar estas herramientas para ilustrar nuestro blog y nuestras publicaciones en redes sociales. Pero ya estamos experimentando y buscando una utilidad que pueda ser aplicable a nuestros servicios. En concreto, estamos pensando en hacer reformas virtuales a través de inteligencia artificial. De momento las primeras pruebas son más que prometedoras.

En esta primera imagen le digimos a la inteligencia artificial que cogiera la habitación de Arlés, de Van Gogh y la convirtiera en una cocina moderna con su vitro, frigorífico, horno, microondas… Este fue el resultado.

En esta segunda galería hemos cogido una foto real de un piso que tenemos ahora en venta y hemos dicho a la inteligencia artificial que nos lo amueble como dormitorio. Aquí seleccionamos los resultados más presentables y nos dejamos en la papelera 10 o 12 fotos que no sirven. Lo bueno es que estas herramientas mejoran cada minuto, con incorporación de nuevas funcionalidades pero sobre todo con la incorporación de enormes “datasets” de imágenes que permiten que la inteligencia artificial sea cada minuto un poco más lista que el minuto anterior. 

Por el momento no es algo lo suficientemente maduro como para incluir en un servicio de venta de vivienda, pero seguiremos experimentando y lo ofreceremos a nuestros clientes si en algún momento lo vemos útil. 

4.- ¿Vas a vender o alquilar un inmueble de tu propiedad?

Analiza lo que te ofrecen las agencias inmobiliarias, lee sus blogs y reseñas en internet, compara calidad de servicio y quédate con la que te ofrezca mejor servicio y te dé más confianza. Huye de vendedores agresivos y no firmes contratos sobre la marcha, en tu vivienda y rellenando a mano una plantilla fotocopiada.

también te pueden interesar estos artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Índice del artículo

Gracias por interesarte por nuestros servicios.

En breve contactaremos contigo