¿Es mejor comprar o alquilar casa?

Índice del artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Hace un par de días participé en la tertulia del programa Sin ir más lejos, de ETB2, en la que expusimos nuestra opinión sobre las ventajas de comprar o alquilar vivienda. Yo diría que no hay una respuesta tajante y universal en el sentido de que la compra o el alquiler es siempre la mejor opción. Depende de las circunstancia de cada persona. Para tomar la decisión hay que tener en cuenta dos grandes aspectos: económicos y de forma de vida.

1.- Aspectos económicos de la venta y alquiler de vivienda

Es frecuente oir que por lo que pago un alquiler pago también la cuota de una hipoteca y, después de unos años, el piso es nuestro en propiedad. Esa comparación es engañosa porque la propiedad conlleva unos gastos que no tiene el alquiler. El inquilino no paga gastos de comunidad, ni IBI, ni le va a sorprender una derrama. La compra tiene unos gastos iniciales elevados: tienes que anticipar al menos el 20% del precio de compra y tienes unos gastos de en torno al 10%. es como anticipar el alquiler de 8 años.  Y el cambio de piso, si estás en propiedad, también tiene coste porque el vendedor tiene que abonar el impuesto de plusvalía. 

Por lo tanto, si tienes que decidir entre venta y alquiler, tienes que usar la hoja de cálculo y empezar a sumar, no sirve con la simple comparación de la cuota de hipoteca y la renta mensual.

Otro argumento para defender la compra es que así les dejamos algo a nuestros hijos. El piso les quedará si está pagada la hipoteca, pero si no lo está lo que les dejamos es una deuda, así que cuidado con eso. 

Se habló también de los maletines, de pagar el piso sin necesidad de financiación. Eso ahorra muchos disgustos y, sobre todo, mucho dinero, porque nos ahorramos el pago de intereses. Incluso ahora mismo la compra de viviendas para alquilarlas posteriormente es rentable económicamente, pero también socialmente en la medida en que se están rescatando viviendas vacías para ponerlas en el mercado.

2.- Modo de vida asociados a la compra y al alquiler

Creo que la decisión de comprar tiene un componente emocional muy importante, nos genera una sensación de estabilidad que no nos da probablemente el alquiler. Pero también hay que ver si esa estabilidad se corresponde con la realidad. La crisis ha desestabilizado todo, hay mucha más movilidad geográfica por cuestiones laborales y las necesidades de vivienda van cambiando. A los 20 no compramos la vivienda que necesitamos a los 40, y el alquiler nos permite ir cambiando de vivienda en función de nuestras necesidades también cambiantes. Es más, en pocos años veremos que son frecuentes fórmulas nuevas, tipo cohousing, para personas mayores, a las que se accederá en alquiler o mediante cooperativas de cesión de uso. 

Resumiendo, creo que el alquiler se ajusta mejor a la mayor parte de las personas que están buscando piso, pero no hay que descartar tampoco la compra en determinadas circunstancias. Además, para que haya arrendatarios tiene que haber arrendadores, de manera que no son dos fórmulas antagónicas, sino complementarias y que se necesitan mutuamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Índice del artículo