El precio de la vivienda de Schroedinger, que sube y baja a la vez

Índice del artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Hoy se han publicado algunos datos del mercado de la vivienda por parte del INE y del Consejo General del Notariado. Cuando pasa esto no es raro que nos encontremos con datos contradictorios publicados por organismos oficiales, como es el caso de hoy.  Y vamos a aprovechar para comparar la evolución del volumen de ventas con los contagios por coronavirus.

El precio de la vivienda sube y baja a la vez

Es importante saber que esto está ocurriendo con las estadísticas oficiales que se basan en datos reales de operaciones ya cerradas. Así que si esto ocurre con datos reales y oficiales, ¿qué no ocurrirá con las noticias de previsiones de comportamiento del mercado inmobiliario que publican fondos inmobiliarios y otras organizaciones que tienen intereses en que el mercado se comporte de determinada manera? Nuestro consejo: no te fíes de nada y sé siempre crítico con cualquier previsión en relación al mercado inmobiliario, sobre todo cuando las aguas bajan revueltas como es ahora. 

¿Y qué es lo que dicen los organismos oficiales? Pues por una parte el INE dice que el precio no ha dejado de subir durante todo 2020. Es cierto que la subida del tercer trimestre es muy moderada, la más baja en los cinco  últimos años. Pero no deja de ser una subida. Incluso llama la atención que el precio de la vivienda nueva habría subido un 7,5% este tercer trimestre.

En cambio el Consejo General del Notariado muestra en sus datos mensuales un descenso en el índice interanual desde junio, que empieza a apuntar levemente hacia arriba en octubre, pero todavía en cifras negativas. 

Pero el colmo del “precio de Schroedinger” es que a partir del mismo dato, distintos medios lo interpreten como subida y como bajada, como se puede ver en las siguientes imágenes. 

El volumen de ventas se estanca con la segunda ola del COVID

Ahora nos quedamos solo con los datos del Notariado. Después de encadenar varios meses de subidas una vez pasada la primera oleada, incluso con interanuales en positivo, que parecían mostrar un intento de recuperación de las operaciones perdidas durante el confinamiento, ahora vuelve a cifras negativas coincidiendo con la segunda oleada. 

Seguramente no todo se explique por la segunda ola de la pandemia, las cosas nunca son tan simples. Pero, por una parte en primavera la curva de ventas bajó con un cierto retraso en relación al pico de positivos COVID. Así que no sería de extrañar que ahora ocurra lo mismo y que el pico de positivos de noviembre se traduzca en un descenso en los meses de noviembre y diciembre, de los que aún no hay datos.

Y por otra parte, el último trimestre del año suele ser bueno a nivel de ventas. Este año no va a haber ningún trimestre bueno, así que el descenso se explicaría no solo por una bajada en las ventas, sino porque se compara con los meses buenos de 2019. 

Los unifamiliares están triunfando

Un dato curioso, que ya habíamos visto en un post anterior, es el triunfo de la venta de viviendas unifamiliares, que ha llegado a alcanzar incrementos interanuales del 25% y que realmente en el dato de octubre sigue mostrando un incremento de ventas en el índice interanual. Llama la atención el enorme incremento del mes de junio, en pleno verano, cuando parece que acabábamos de salir de casa y mucha gente decidió cambiarse a una vivienda con jardín.

también te pueden interesar estos artículos

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Índice del artículo