Cómo alquilar tu piso de forma segura

Índice del artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Cómo alquilar tu piso de forma segura es una de las preguntas que más nos hacen los propietarios que tienen dudas a la hora de alquilar su vivienda. El temor a alquilar siempre lo provoca la «leyenda negra» del alquiler, es decir, las historias que todos hemos oído sobre impagos, daños en la vivienda, tiempo en que se tarda en recuperar la vivienda.

Por qué tantos alquileres acaban mal

En Etikalia tenemos una teoría que los datos nos están confirmando: uno de los motivos de la siniestralidad en el alquiler de vivienda (me refiero a impagos y daños realizados a propósito) es que la mayor parte de los alquileres se gestionan directamente entre particulares (arrendador y arrendatario) que no tienen por qué conocer en profundidad la legislación sobre alquiler ni la jurisprudencia ni las soluciones a aplicar cuando se presenta una incidencia. Esa gestión «amateur» de los alquileres es lo que lleva a que muchas veces una pequeña incidencia en lugar de solucionarse se acabe convirtiendo en un problema. Nosotros solemos poner como ejemplo hacer el cambio de aceite del coche. A mi no se me ocurriría hacerlo yo mismo porque por muchos tutoriales que viese en Youtube, se que si se me presenta una dificultad no voy a saber resolverla. Con el alquiler pasa lo mismo: es fácil descargarse de internet la plantilla para un contrato de alquiler. Pero cuando surja una incidencia puede que no se sepa resolver y acabe convirtiéndose en un problema.

La gestión profesional del alquiler como solución

Así, en Etikalia planteamos la gestión profesional del alquiler como una medida preventiva para evitar disgustos (y problemas) a ambas partes. Es cierto que en el mercado tenéis seguros de alquiler. Nosotros mismos ofrecemos seguros que garantizan impagos, daños, asistencia jurídica… Pero el seguro de alquiler debe ser siempre el plan B, y ha de contarse con un plan A que busque prevenir los problemas. Volviendo al ejemplo del coche, todos tenemos seguro obligatorio, pero no vamos por ahí conduciendo como locos simplemente porque el seguro nos cubre.

Si te estás planteando alquilar tu piso, contacta con nosotros y te explicaremos en detalle nuestra filosofía y los resultados que están consiguiendo nuestros clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Índice del artículo