Dando el estirón

2017

Índice del artículo

Empezamos el año con algunos cambios. Bueno, en realidad algunos vienen ya de las últimas semanas de 2016. En fin, no vamos a ponernos a discutir ahora por cuestiones cronológicas. La cosa es que tenemos buenas noticias. En los últimos meses de 2016 hemos migrado a una nueva herramienta informática: Inmotek. La anterior herramienta se nos estaba quedando algo coja para las labores comerciales y hemos decidido dar el paso a esta aplicación que, además, está hecha por una empresa de Bilbao: Saresoft. Con esta herramienta vamos a poder ahorrarnos mucho tiempo a la hora de publicar los inmuebles en los portales inmobiliarios, pero además vamos a poder publicar los inmuebles también en nuestra web, algo que hacía tiempo que nos sugerían los clientes. Eso nos ha obligado a aparcar la web anterior y migrar toda la web al ecosistema de Inmotek, que es un CRM con aplicaciones web, pero que por ejemplo, no es un blog (no hay todavía rss ni posibilidad de hacer comentarios). En todo caso el cambio nos parecía necesario porque nos está siendo muy útil en la gestión diaria. Además los técnicos de Saresoft han podido conservar el diseño que nos habían hecho Aumentha y Creando para la web, con lo cual estamos muy contentos. La anterior aplicación la seguimos utilizando para la gestión del alquiler, ya que las aplicaciones habituales de gestión inmobiliaria no incluyen muchas de las funciones que necesitamos para prestar correctamente nuestro servicio de gestión de alquiler.

También a finales de 2016, el 30 de diciembre, nos llegó la resolución de la Diputación Foral de Bizkaia en la que nos comunicaban que recibíamos una subvención del programa de innovación social. Y hemos decidido invertir esa subvención en contratar una persona nueva que se especialice en tareas comerciales. Aitziber, nuestra nueva compañera, se ha incorporado a la oficina esta semana y ya está trabajando a tope. Su incorporación supone una mejora importante en el equipo de Etikalia puesto que refuerza la parte comercial, que quizá era la que más coja andaba. Con lo cual tenemos ahora un equipo muy equilibrado en cuanto a competencias: comercial, informática, marketing, aspectos de economía social y solidaria, administración y gestión…  Y algo que nos parece muy importante: un equipo formado por personas que comparten valores. Esas competencias las complementamos además con colaboradores externos de los que tiramos cuando necesitamos a otros profesionales como por ejemplo arquitectos, abogados, etc. De hecho una de las líneas de trabajo para este año será reforzar, consolidar y ampliar esas alianzas. Así podremos seguir mejorando los servicios que ofrecemos a nuestros clientes ya que detrás de la persona con la que habláis habitualmente los clientes hay también un equipo multidisciplinar dispuesto a intervenir en el momento en que les necesitemos.

también te pueden interesar estos artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Índice del artículo