Cómo reclamar una factura muy alta de gas

reclamar factura gas

Índice del artículo

Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

En las últimas semanas hemos tenido algunos casos de viviendas a las que ha llegado una factura de gas con importes muy altos; excesivos si se compara con facturas anteriores. El pasado mes de enero se experimentó una importante subida de las tarifas del gas, pero las facturas a las que nos referimos muestran una subida desmesurada. A continuación te explicamos qué tienes que comprobar antes de poner una reclamación a la compañía comercializadora de gas. Antes de nada, busca las últimas facturas que tengas y si tienes las de todo el último año, mejor que las de los últimos seis meses

1.- Comprueba que el consumo que se indica en la factura es justificable

Lo primero es comprobar que el consumo que indica la factura, es decir, la diferencia entre las lecturas inicial y final, es posible. Para eso puedes hacer un histórico de consumos de las últimas facturas y estimar el consumo diario. Un consumo realista de gas debería tener una subida proporcional en los meses de otoño e invierno y bajar en primavera y verano (si tienes calefacción de gas). Si la evolución anual del consumo tiene lógica entonces la subida se corresponde con el aumento en las tarifas, y es lo que hay. En cambio si hay un incremento desmesurado en el consumo puede deberse también a un problema en las lecturas de contador, y ahí es donde puedes reclamar.

2.- Comprueba si las lecturas son estimadas o reales.

La compañía comercializadora no siempre tiene la lectura real del contador de gas cuando va a emitir la factura, así que cuando esto ocurre hace la factura con una “lectura estimada”. Esto puede ocurrir durante varias facturas (varios meses), tras los cuales hay una lectura real. Si esta lectura real es muy superior a las lecturas estimadas, entonces se va a facturar un importe mayor del habitual, pero no porque haya subido el precio del gas, sino porque hay que regularizar las facturas que se emitieron con lecturas estimadas con consumos inferiores al real. 

Lo que tienes que comprobar aquí es si la lectura de la factura que te ha llegado con un importe alto tiene lectura real o estimada. 

  1. Si tiene lectura real, comprueba las facturas anteriores porque es posible que tengas facturas con lectura estimada que estuvieran por debajo del consumo real y ahora te han compensado las facturas anteriores. 
  2. Si tiene lectura estimada, comprueba por ti mismo la lectura actual de tu contador de gas. Si el contador no está en la propia vivienda puedes hablar con el administrador de la comunidad para que te dé acceso al cuarto de contadores. Si la lectura del contador es inferior a la lectura estimada en la factura, ya puedes reclamar a tu comercializadora de gas alegando que te han cobrado un consumo que no se corresponde con la realidad.

3.- Lecturas erróneas en las facturas de los últimos meses

Otro caso donde se puede reclamar la factura de gas es el de facturas con lecturas erróneas en los meses previos a la factura de gas que ha llegado con importe alto. Han sido casos en los que en la factura se indicaba siempre lectura real (es decir, el punto 1 anterior), pero luego ha resultado que esas lecturas no eran correctas, sino que eran inferiores a las reales. La consecuencia de esto es que durante meses se ha estado pagando un importe inferior al que realmente se consumía, pero ha llegado una factura en la que se regularizan esas diferencias. El problema es que esa regularización se ha hecho con las nuevas tarifas de gas, más elevadas que las del año pasado. Así que se han facturado consumos de 2021 con los precios de 2022, que son más altos. 

Para comprobar si este es tu caso puedes contactar con la compañía distribuidora de gas de tu zona. Ojo, no es la empresa que te manda las facturas. En Cantabria, Asturias y el País Vasco, por ejemplo, es Nortegás. Si estás en otra comunidad autónoma puedes consultar en este enlace qué compañía te corresponde.

Lo que tienes que hacer es pedir a tu distribuidora las lecturas que tenga de los últimos meses y compararlas con las lecturas que tengas en las facturas correspondientes. Si hay diferencia entre la lectura que te da la distribuidora y la factura de la comercializadora o si la distribuidora no tiene una lectura real pero en la factura sí aparece una supuesta lectura real debes reclamar a la comercializadora. Es decir, las lecturas que te da la distribuidora deben coincidir con las de las facturas. Si no es así, puedes reclamar a tu comercializadora.  

4.- Cómo reclamar una factura alta de gas

Una vez que tengas claro que lo que te han facturado de gas es incorrecto debes contactar con tu empresa comercializadora e informarles de ello. Lo más probable es que en las facturas tengas un teléfono de atención al cliente donde les puedes llamar. Recuerda no llamar a teléfonos de tarificación especial (902 o similares). 

también te pueden interesar estos artículos

Índice del artículo